martes, 1 de marzo de 2016

Un edificio que se come la contaminación

















Palazzo Italia es el primer edificio que se come la contaminación, toda una innovación que puede hacer el aire de nuestras ciudades más limpio.

El Palazzo Italia es un edificio de diseño como otro cualquiera, pero además de su aspecto espectacular, lo importante es el material en el que está construida la decoración exterior de 9.000 metros cuadrados, que envuelve los cristales de la fachada.


Se trata de una mezcla de cemento y dióxido de titanio, que cuando entra en contacto con la luz captura los distintos compuestos de óxidos de nitrógeno del aire, convirtiéndolos en una especie de sal inocua que se queda pegada a la decoración. Cuando llueve, la fachada se limpia y esas sales se disuelven.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...